“Grupo Marmoca en el marco de sus 50 años coloca ante tu altar esta ofrenda de fe”

Ésta es la inscripción que quedará en los nuevos pisos de mármol en la Basílica de Chiquinquirá como recordatorio de la Ofrenda de Fe que realizamos en el 2013. La frase, inserta en una pequeña placa, resume lo que fue un gran proyecto de Responsabilidad Social con numerosos aliados.

En horas de la tarde del 10 de octubre fueron develados los nuevos pisos del principal templo de la ciudad.  Bajo las armoniosas voces de la  Coral del Colegio de Contadores del Estado Zulia, la Directiva del Grupo Marmoca hizo entrega de placas a las empresas: Cosenca, Metalco, Grupo Altus, Inversiones Angelini,  Cosentino, y reconoció a todos los aliados que se sumaron a esta hermosa labor que la empresa privada ofrendó al Zulia.

Como estaba pautado, cerca de las 5 de la tarde, Monseñor Ubaldo Santana, seguido de  Eleuterio Cuevas, Presbítero de la Basílica, dio inicio al Ritual de Bendición de los pisos con la apertura de la puerta principal. Los colaboradores de Marmoca, Gramoca, Catemar, Morada y Máxxima; con sus franelas alusivas al evento en brillante color amarillo, acompañados de sus familiares y toda la comunidad, accedieron a la Basílica para apreciar los pisos renovados en todo su esplendor. Dentro los esperaban por toda la nave central, en blanco pulcro, los Servidores de María enfilados, generando esa sensación de honor, emoción y fervor por esta hermosa ocasión.

El evento fue la ocasión propicia para que trabajadores de las diversas sedes y empresas compartieran un momento especial en el que se evidenció que el esfuerzo fusionado logra excelentes resultados, sobre todo si se trata de un trabajo solidario de la familia Grupo Marmoca para la colectividad zuliana.

Para celebrar con sentir zuliano la culminación del proyecto y, el cumplimiento de la promesa de obsequiarle nuevos pisos a la Virgen Morena,  nuestra Marmogaita dio una serenata a la Virgen, entonando gaitas emblemáticas a la patrona de los zulianos, la Virgen de Chiquinquirá, quien en un gesto de agradecimiento fue cargada en hombros por Servidores de María, bendiciendo a los presentes ubicados frente a la tarima dispuesta en la plazoleta de la Basílica, donde colaboradores, del Grupo Marmoca, representantes de empresas aliadas y Comunidad,  compartimos un mismo sentimiento chiquinquireño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*