Grupo Marmoca dictó taller de mantenimiento a personal de la Basílica

El personal de mantenimiento del templo chiquinquireño, conoció los productos y los métodos para el cuidado más adecuado de los nuevos pisos que donó el Grupo Marmoca a la Basílica. Igualmente se entregó como ofrenda los productos que se usarán para la limpieza de estos concurridos pisos.

Cumpliendo con las distintas etapas que comprenden la “Ofrenda de Fe”, el Grupo Marmoca realizó un Taller Inductivo para el personal que realiza mantenimiento al interior de la Basílica de la Virgen de Chinquinquirá el pasado viernes 08 de noviembre de 2013.

Claudia Guerra, Coordinadora de Responsabilidad Social Empresarial del Grupo Marmoca, manifestó que luego de finalizados y entregados a la parroquia los nuevos pisos, el siguiente paso en el cronograma era dictar un taller de mantenimiento a los trabajadores del templo, para que conozcan los productos y métodos que usan para limpiar el mármol.

“Hemos entregado los productos e instrucciones especiales para la limpieza diaria y preventiva de los pisos, pues es parte importante del compromiso asumido con este proyecto. Con el taller de nuestros especialistas en mantenimiento, ofrecimos instrucciones tanto teóricas,  como demostraciones en sitio, donde explicamos y aclaramos dudas del cuidado de estos hermosos pisos”, aseguró Guerra.

En el taller se realizó una explicación de las propiedades del mármol y el cuarzo, los productos y técnicas que no deben emplearse para su limpieza; así como el especial tratamiento que requieren los escudos de Silestone, donados por el Grupo Cosentino de España y que por sus propiedades de cuarzo, utilizan líquidos especiales.

Luego de finalizar la teoría, dos colaboradoras del Grupo Marmoca, encargadas del mantenimiento de las instalaciones de la empresa, llevaron a cabo una demostración práctica con pulidora en mano, donde los operadores de la Basílica pudieron observar y aclarar todas sus dudas en cuanto a la técnica y empleo de los productos donados para brindar a los nuevos pisos del templo, el mejor cuidado posible, de modo que esta Ofrenda de Fe resista el paso de sus feligreses por generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*