Hogares Colaboradores materializó el sueño del primer grupo de beneficiados

Con el firme propósito de cumplir con nuestra misión, nos complace anunciar la culminación de esta primera edición del programa de Responsabilidad Social Empresarial Hogares Colaboradores. Iniciativa que nace en atención a un detallado estudio socioeconómico realizado a nuestros colaboradores hace un par de años.

 Gracias a esta data seleccionamos a un primer grupo de colaboradores, que calificaban por cumplir con los criterios y requerimientos de elegibilidad contemplados para este Programa Social, donde destacan la antigüedad, carga familiar, evaluación de desempeño y documentación en regla de tenencia de la vivienda.

 Elegidos de manera equitativa, los primeros colaboradores pertenecen a nuestras diferentes empresas: Fredy Miranda de Morada, Laura Finol del Corporativo; Olga Ortiz y Miguel Sarcos de Catemar; José Gonzalez, Lisbeth Rojas y Andreina Fort de Gramoca; Nellys Villalobos y Adalberto Fuenmayor de Marmoca, fueron los primeros protagonistas seleccionados para materializar este proyecto social sin precedentes para el Grupo.

 Uno de los elementos más sustanciales del programa fue la creación y gestión de tres componentes fundamentales: Asesoría legal, Asistencia financiera, Convivencia familiar y Acompañamiento técnico, los cuales han tenido el objetivo de brindar un soporte  integral al colaborador en materia legal, económica, familiar y técnica durante este enriquecedor proceso, en virtud de su crecimiento personal.

 Ha sido una experiencia de mucho provecho y aprendizaje, tanto para este primer grupo beneficiado como para el equipo detrás que ha ejecutado los pasos para materializar este programa social. Si bien ha sido un arduo trabajo, la gran disposición de los colaboradores en cambiar para mejor sus espacios, ha sido una luz para que nuestro Equipo Técnico multidisciplinario que ha puesto su mejor empeño en hacerlo posible.

 De igual forma, hubo un grupo de voluntarios formado por nuestros colaboradores; el Ingeniero Antonio Medina y los Arquitectos Antonio Barboza y Alexandra Rodríguez, todos de Marmoca, a quienes agradecemos por su entrega y disposición con sus compañeros, en beneficio de mejorar la condición estructural de sus hogares.

Por su parte, la inversión del programa para la ejecución de las mejoras constructivas, fue un esfuerzo económico compartido entre las empresas y el colaborador, a través de un financiamiento sin intereses, pensado y adecuado a sus necesidades y capacidad de pago.

 Definitivamente la mejor recompensa es el bienestar de nuestros colaboradores. Es por ello que dentro de la coordinación del Programa Hogares Colaboradores, se tiene contemplada la fase de evaluación a través de una serie de entrevistas con los beneficiarios para poder escuchar sus impresiones y conocer las oportunidades de mejora, en beneficio de la continuidad del programa y garantizar así a mediano y largo plazo, el alcance a todos los miembros de Grupo Marmoca a nivel nacional.

 A su vez el día 08 de diciembre en horas de la tarde este grupo de colaboradores asistirán a un taller,  junto a su familia para compartir experiencias y fortalecer la Comunidad GM, como parte del componente Convivencia Familiar.

 El Sr. Fredy Miranda de Morada, cuyo cambio fue el levantamiento de la cerca de su casa, comentó con emoción que gracias a este programa se siente seguro y tranquilo al dejar a sus dos hijos cuando se va a trabajar. No pensó que era posible hace más de un año porque no contaba con el dinero suficiente para hacerlo, pero cuando se trabaja en equipo, el esfuerzo da sus frutos.

 En la relación a esto, Elianna Chávez, Coordinadora del Programa Hogares Colaboradores, estableció que gran parte del esfuerzo de Grupo Marmoca este año ha estado dirigido para cambiar los espacios de nuestra gente, de quienes día a día dan lo mejor de sí en su labor dentro de la empresa; adjudica además parte del éxito al hecho de entender la dinámica de las familias. Se trata de acercarse a cada integrante, conocer sus necesidades y deseos para trabajar en base a ello, lo cual, naturalmente, ha creado un vínculo afectivo entre todos los involucrados.

 Así pues, para la fase de cierre del programa se tiene previsto un taller junto a los familiares de nuestros colaboradores beneficiados, donde tendrán la oportunidad de compartir sus vivencias y experiencias durante la ejecución de la remodelación o construcción en sus hogares.

Si bien este ha sido el primer año del programa, en Grupo Marmoca daremos paso a una segunda tanda de beneficiados para el año 2016, donde se espera la optimización del tiempo de remodelación o construcción de espacios de los hogares de nuestros colaboradores.

 En la próxima emisión del Boletín les llevaremos los testimonios recogidos en estas actividades de revisión y evaluación del Programa…¡No se lo pierdan!

Imagen1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*