Ofrenda de Fe

  • La Basílica tiene 70 años sin revisión de su infraestructura

    Febrero 18, 2012

    El padre Eleuterio Cuevas, párroco del templo chiquinquireño, instó al gobierno a voltear su mirada hacia las necesidades de la iglesia. En noviembre se celebrará el aniversario del Santuario y la primera coronación de La Chinita. Los primeros preparativos están marcha.

    Ama a La Chinita y la protege de cualquier falta a su presencia. “Señora, por respeto a la Virgen, cúbrase en la entrada”, expresa el padre Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica de Chiquinquirá, al caminar por la nave central del templo, pendiente de que todas las normas internas se cumplan. Hace diez años, el 3 de febrero de 2002, asumió un compromiso que no olvida.

    Cuando monseñor Ubaldo Santana lo nombró protector de la Patrona Zuliana le pidió cumplir con tres líneas de trabajo: recuperación del estatus de la Basílica dentro de la pastoral del occidente del país, rescate de los terrenos asignados para futuras ampliaciones de la Iglesia, y rehabilitación de los espacios que la Virgen escogió para manifestarse, como el Paseo Ciencias.

    Cuatro años después logró los cometidos, pero no se conforma. Desde pequeño el padre David Hernández, quien también fue padre de la Basílica durante 14 años, le hablaba con fervor sobre cómo era la vida dentro del templo. Ese amor cultivado durante la niñez lo hace más perfeccionista y soñador con respecto a cómo desea ver el hogar que resguarda a su China.

    “Nunca pensé en venir a la Basílica o buscar el cargo, pero al obtenerlo traje en mente muchas cosas”. Y aún continúa imaginándolas. El padre Cuevas, con 30 años de servicio a Dios, plantea con seriedad y responsabilidad todos los proyectos que requieren ejecutarse para convertir el Santuario de la Virgen Morena en un lugar digno para mantenerla.

    -¿Qué necesidades se han suscitado en la Basílica en los últimos años?

    -Es un monumento nacional, y depende, según la ley, del Gobierno. Sin embargo, tiene 70 años de servicio sin una revisión de su infraestructura que evalúe su comportamiento en los últimos años. Los grandes edificios, si no reciben mantenimiento adecuado ni observaciones directas, pueden dar un gran susto.

    -En esa materia, ¿por dónde deberían empezar?

    Por el piso de la Basílica. Tiene más huecos que las calles de Maracaibo. El año pasado taparon 10 y salieron 20. El mármol es de 1964 y está demasiado desgastado por el alto tráfico de fieles que visita el templo. El área más afectada es la nave central. El altar se mantiene al igual que el techo, pero la pared del norte de la Casa Cural se va a caer.

    -En cuánto a servicios, ¿qué necesita?

    -La primera necesidad es la instalación de una planta eléctrica. El consumo es muy alto desde las 6.00 de la mañana a 10.00 de la noche, sufrimos mucho de las interrupciones por estar conectados a la central de Delicias, y no a la de Libertador, de donde se surten al Hospital Chiquinquirá, Lía Bermúdez y otras áreas del Gobierno. Se nos dañan los equipos y representa un peligro para quienes asisten a misa en la noche.

    -¿Alguna vez ha sido multada por alto consumo eléctrico?

    -No, porque la Alcaldía cancela la electricidad por servicio público. Pero nos han llamado la atención por el alto consumo. No sabemos cómo aminorar los costos. A las 10.00 de la noche se apaga todo, inclusive los aires acondicionados de las habitaciones. Tenemos cuantiosas pérdidas económicas por las interrupciones. Otras de nuestras solicitudes es el cambio de reloj y campanario, con cada apagón sufre daños.

    -El problema se ha informado en diversas oportunidades, ¿cuánto se invierte en reparar los campanarios?

    -En el transcurso de este año sufrieron daños siete veces. La última, la semana pasada. Están obsoletos, se instalaron en la primera gestión del gobierno de Rafael Caldera. Los electrodos se queman y no dan para más reparación. Las pérdidas económicas ascienden entre 10 y 20 mil Bolívares por cada nueva instalación. Los técnicos se trasladan desde Valencia y tardan por lo menos una semana para restablecer el sistema.

    -¿Se tiene algún proyecto para la Basílica?

    -Ya está elaborado, nos falta ejecutarlo. El proyecto incluye la construcción de salones parroquiales, lavandería, una habitación para los oficiales de seguridad y un museo para la Virgen. Muchas de sus cosas se dañan o se pierden porque no hay dónde conservárselas. Planteamos construirlo en la parte alta del salón parroquial. El proyecto está valorado en 20 millones de bolívares. Por último, solicitamos la instalación de los frescos, y el aire acondicionado que se colocaría de acuerdo a la temperatura requerida para su mantenimiento. El monóxido de carbono en el casco central es muy alto y los daña al impregnar la Basílica.

    -Noviembre se acerca, ¿cómo van los preparativos para la fiesta de La Chinita?

    -Se trabajará en torno a los 70 años de la coronación de la Virgen. Cuando el mundo entero recogía dinero para subsidiar la Segunda Guerra Mundial y elaborar la bomba atómica, los maracuchos recolectaban para hacer la corona de la madre de Dios. Este año se elaborará una grande de material forjado a ubicarse en la plaza como símbolo del amor del pueblo zuliano. La ceremonia se realizará en la plaza y se empleará el mismo tobogán de 62 metros de largo para su bajada.

    PERFIL

    Nombre completo: Eleuterio Segundo Cuevas Pereira.
    Nacimiento: 31 de octubre de 1953 en Mene Mauroa, estado Falcón.
    Estudios: Seminario Interdiocesano de Caracas; Licenciatura en Filosofía en la Universidad Santa Rosa de Lima, y Teología en la misma institución en conexión con la pontífice Universidad de Bogotá. Culminó Magna Cum Laude en julio de 1982.
    Sacerdocio: Párroco de la Iglesia San Juan Bautista en San Francisco, capellán del Materno Infantil del municipio sureño y Hospital General del Sur. Padre de El Buen Pastor, en Cuatricentenario, y Nuestra Señora de Candelaria en San Jacinto. Director general del Instituto Niños Cantores del Zulia, y capellán en funciones del Hospital del Adolfo Pons con 24 años de servicio.

    “El piso de la Basílica tiene más huecos que las calles de Maracaibo. El año pasado taparon 10 y salieron 20”.

    Por Luzmila Mejía Smith – Diario La Verdad

    18.08.2012
    Por Grupo Marmoca en Proyecto Basílica

    Continue reading →